Temario Lengua Acceso Grado Superior Andalucía.

No contiene ni morfología ni sintaxis, pero sí todo lo relacionado con la tipología textual, características, funciones, la comunicación, elementos de la comunicación, la competencia comunicativa, etc. Contados de manera clara y concisa, brevedad y claridad en la expresión.

Extracto del documento

En los textos narrativos es fundamental la presencia de la descripción, ya que a través de ella se presentan y caracterizan los personajes, los lugares, los ambientes, etc. De esta forma, el lector u oyente puede acercarse fácilmente a todos los elementos fundamentales. Sin embargo no debemos pensar que la descripción es un tipo de texto que sólo se utiliza en literatura. Su presencia es constante en la vida cotidiana, cuando hablamos de alguien, explicamos cómo es nuestra casa, los sentimientos o emociones que experimentamos, contamos el último viaje que hemos hecho y lo que hemos visto o comunicamos las distintas fases de un proceso, (como, por ejemplo, cómo se desarrolla una tormenta).

Los medios de comunicación son los instrumentos mediante los cuales se informa y se comunica de forma masiva (mass media); la manera como los miembros de la sociedad se enteran de lo que sucede a su alrededor a nivel económico, político, social, cultural...

En un texto teatral no existe un narrador. Son los propios personajes los que, mediante sus palabras, hacen avanzar la historia. Junto al texto principal que pronuncian los personajes en la escena, aparecen las acotaciones, en las que el autor indica cómo representar el texto: cómo deben ser los decorados, qué gestos tienen que hacer los actores en cada momento, qué entonación tiene que tener su voz, qué vestuario deben lucir, etc.

En un periódico también nos podemos encontrar además de noticas, con crónicas. En ellas, el cronista suele ser testigo de los hechos, y los narra enmarcándolos en su contexto e incluso los enjuicia. Lo normal es que no lo haga en primera persona puesto que no es el protagonista sino un espectador. A menudo dichos cronistas son enviados especiales para circunstancias singulares, como conflictos armados, catástrofes, eventos culturales, deportivos, musicales, etc. El estilo de la crónica ha de ser ameno, con datos, anécdotas, curiosidades y declaraciones que ayuden a entender lo sucedido.