Programas de comunicación conyugal.

Tesina: Trabajo de investigación acerca de los programas para mejorar la comunicación conyugal utilizados en USA, la metodología que utilizan y su eficacia.

Extracto del documento

1. Introducción 4
2. Justificación 6
3. Importancia de la comunicación en la relación conyugal 8
4. Aspectos funcionales de la comunicación 14
4.1 Comunicación de calidad 14
4.2 Factores que la componen 14
4.3 La apertura o transparencia 15
4.4 Confirmación 16
4.5 Administración de transacciones 17
4.6 Adaptabilidad situacional 18
5. Aspectos disfuncionales de la comunicación 20
5.1 Indiferentismo 20
5.2 Dependencia 21
5.3 Manipulación 21
5.4 Desconfianza 22
5.5 Independentismo 22
5.5 Prepare /Enrich program (David H. Olson & Amy K. Olson) 38
5.6 Celos 22
5.7 Instrumentalización del otro 23
6. Principales programas formativos para la mejora de la comunicación 25
6.1 Couple Communication Program (Miller, Wackman,Nunnally) (MCCP) 26
6.1.1Origen: 26
6.1.2 Objetivo principal: 26
6.1.3 Metodología: 26
6.1.4 Estructura: 26
6.1.5 Validación y resultados: 27
6.1.6 Conclusiones 29
6.2 ACME Association of Couples for Marital Enrichment D. Mace model (1 982) 30
6.2.1 Origen: 30
6.2.2 Objetivo principal: 30
6.2.3 Metodología: 30
6.2.4 Estructura: 30
6.2.5 Validación y resultados: 30
6.2.6 Conclusiones: 31
6.3 EE Marriage Encounter :Milholland & Avery / G. Calvo model (1975 32
6.3.1 Origen: 32
6.3.2 Objetivo: 32
6.3.3 Metodología: 32
6.3.4 Estructura: 33
6.3.5 Validación y resultados: 33
6.3.6 Conclusiones: 34
6.4 RE Relationship Enhancement :B. G. Guerney, Jr. (1977) 34
6.4.1 Origen: 34
6.4.2 Objetivo: 34
6.4.3 Metodología 34
6.4.4 Estructura: 35
6.4.5 alidación y resultados: 36
6.4.6 Conclusiones 38
6.5.1 Origen: 38
6.5.2 Objetivos: 39
6.5.3 Metodología: 39
6.5.4 Estructura: 41
6.5.5 Validación y resultados: 43
6.5.6 Conclusiones 44
7. Discusión personal 45
8. Conclusiones 46
Bibliografía 47
Conclusiones 46


1. Introducción
En este trabajo que he realizado, estudio la comunicación, los programas que se han desarrollado para fomentarla en el ámbito conyugal, y la repercusión que tiene ésta en la familia. Desde mi formación: la psicología, he enmarcado este estudio en el ámbito de la psicología de la comunicación, la cual investiga los procesos psicológicos relacionados con las conductas de comunicación entre personas en el marco de la psicología social.
Para comenzar quiero plantear las bases de qué es la comunicación, qué elementos participan en ella, los tipos de comunicación que se dan, las funciones que tiene y las barreras con las que nos encontramos al comunicarnos.
Por tanto, ¿Qué es la comunicación? Desde una visión antropológica, la comunicación es “una necesidad del ser humano, y sus características son relación entre personas, participación mutua, entrega y referencia al ser sí-mismo.”(Jaspers, K. (1976) y Polaino Lorente, A. (1976))
Por tanto ,”ser hombre y ser en comunicación” es la misma cosa, y como plantean estos autores se trata de una necesidad, que como el propio término define “communis”, se refiere a la necesidad de “poner a la luz de todos” nuestros pensamientos.
Para que el ser humano pueda satisfacer esta necesidad se deben de dar una serie de elementos, que según autores como Lucía B. Arranz V., Aguado D.; (2008) participan siempre en un proceso de comunicación.
En primer lugar interviene de manera obligatoria un emisor que elabora a través de un proceso interno y personal (filtros) un mensaje, codificando sus ideas y pensamientos, lo estructura y transmite al receptor de manera directa o indirecta. El emisor es pues la propia persona que desea establecer un contacto de manera propositiva y expresar sus pensamientos o sentimientos a otra persona capaz de escucharle y comprenderle. Esta persona es el receptor, el objeto del mensaje del emisor.
Cuando deseamos expresar algo lo hacemos a través de un mensaje. Este puede contener intenciones, ideas, opiniones, hechos, conocimientos, emociones, vivencias, deseos y sentimientos de la propia persona. Cuando construimos mentalmente el mensaje con anterioridad a emitirlo, lo transformamos en claves, símbolos o imágenes, de tal forma que sea entendible a nuestro receptor. En todo este proceso participa nuestra capacidad planificadora y de establecer objetivos, pues si nuestro objetivo es no ser entendidos, igualmente tendremos que transmitir nuestro mensaje a través de signos previamente planificados, que sepamos que nuestro receptor desconoce.
Una vez tenemos claro el objetivo, y codificado el mensaje de acuerdo a él, sabremos el resultado de nuestra intervención, a través del feedback que generará nuestro emisor. Este se manifiesta a través de una respuesta de acuerdo a nuestro mensaje, un gesto o un comportamiento.
Pero no todo es tan simple, ya que existen una serie de variables independientes de nuestra intencionalidad que pueden determinar que el receptor no decodifique el mensaje correctamente.
Estas variables son denominadas por Polaino Lorente y Martinez Cano (1999) como barreras en el proceso de la comunicación. Para estos autores son tres las barreras: en primer lugar, las físicas ,que impiden la recepción del mensaje con claridad (Ej. el ruido (las interferencias que se producen durante la transmisión del mensaje); las barreras actitudinales ,que son aspectos de tipo personal, cultural o social que interfieren o distorsionan en contenido del mensaje (los filtros o barreras mentales que surgen de nuestros prejuicios, valores, experiencias, cultura...) y por último, las barreras derivadas del proceso de comunicación como el vocabulario inapropiado, la falta de orden, claridad, expresión .Por ejemplo que no comparta el conocimiento del código a través del cual se construye el mensaje (normas, lenguaje y símbolos empleados)o que el contexto (entorno en el que se produce la comunicación) otorgue al mensaje un significado distinto del que le damos .
Hasta ahora parece que solo me refiero a un tipo de comunicación, la verbal, sin embargo cuando nos comunicamos emitimos tres tipos de información aparte de la información verbal en la que utilizamos las palabras de manera oral o escrita. Así utilizamos también la información paraverbal o paralingüística, que hace referencia a cómo transmitimos el mensaje, el volumen de la voz, el tono, timbre, velocidad…; la información no verbal y que se trata del lenguaje del cuerpo, gestos, postura, expresión (cinética)…,y por último los factores espaciales (proxémicos).
Las relaciones existentes entre el lenguaje verbal y el no verbal están organizadas por una serie de reglas que se denominan meta comunicación (Watzlawick, 1980).
Respecto al lenguaje no verbal que antes he definido como el lenguaje del cuerpo, también es intencional y busca un objetivo que determina su función. Según Polaino Lorente y Martinez Cano (1999) la función puede ser la de producción lingüística, que está muy relacionada con el habla; puede ser reguladora de la interacción interpersonal, que determina las relaciones entre el emisor y el receptor, o expresiva, que transmite afectos y cualidades.
Por tanto, éste es un proceso necesario para el ser humano, pero a la vez complejo. Existen numerosas barreras que impiden que nuestra comunicación sea efectiva, y que por tanto inciden directamente sobre nuestras relaciones interpersonales.
De aquí deduzco que pese a ser un bien inherente al ser humano, la comunicación precisa de cierto aprendizaje para poder desarrollarla de forma positiva y adecuada a nuestro medio.
La capacidad de educar la comunicación es la creencia que fundamenta los programas que presento en este estudio, con la finalidad de que sirvan al lector para conocer cómo trabajar un bien del ser humano del que aún desconocemos todo su potencial.
(...)
3. Importancia de la comunicación en la relación conyugal
Como he mencionado en la introducción, la comunicación es un bien inherente al ser humano que responde a su necesidad de relacionarse y entregarse a los demás.
La capacidad de comunicación es un potencial innato, y digo potencial porque precisa de ayuda externa para desarrollarse en plenitud.
La primera y más importante escuela para aprender a comunicarse es la familia. Es el espacio que determinará como nos comunicaremos con los demás posteriormente.
Fitzpatrick y Caughlin (2002) señalan:”la familia es donde la mayoría de nosotros aprende a comunicarse y, aún más importante, donde la mayoría de nosotros aprende a pensar acerca de la comunicación''
(...)
También disminuyen las diferencias percibidas entre los miembros de los grupos raciales o religiosos a los que la persona pertenece ya que utilizamos apropiadamente una comunicación acomodada a las expectativas y los estándares de otros, como un modo de obtener aprobación, inclusión y afiliación. Estos comportamientos están directamente asociados con percepciones más positivas de las interacciones o relaciones sociales, puesto que favorecen que el contexto sea más homogéneo, del mismo modo las vías de comunicación no adaptadas favorecen la distinción interpersonal o diferencias grupales, las cuales se perciben de manera más negativa.
(...)
Los resultados muestran que existe una estrecha asociación entre la calidad de comunicación con el padre y el comportamiento violento del adolescente en la escuela.
Por tanto existe un vínculo importante entre la comunicación familiar funcional y el auto concepto positivo del hijo, constituyendo la comunicación, un relevante factor protector.
(...)
4. Aspectos funcionales de la comunicación
Tras reflexionar sobre la importancia de la comunicación y su efecto en aspectos fundamentales de la vida del ser humano, me pregunto: ¿Pero qué aspectos hay que trabajar de la comunicación para que ésta sea efectiva? ¿Dónde está por tanto la barrera que distingue un buen funcionamiento comunicativo de uno desestructurado? Y a nivel conyugal y familiar ¿qué tipo de comportamientos comunicativos funcionan?
4.1 Comunicación de calidad
(...)
4.6 Adaptabilidad situacional
El cuarto y último elemento que consideran los autores importante para que exista una comunicación funcional es la adaptabilidad situacional, concepto que tiene gran apoyo entre las teorías sistémicas. La capacidad de adaptación situacional se refiere a la capacidad de relacionarse de una manera más adecuada a la situación de comunicación en particular. Refleja la conciencia de las contingencias de la situación y la modificación correspondiente de la conducta. Esta se expresa a través de pautas de comportamiento flexible y por tanto los patrones inflexibles van en detrimento de la calidad de las relaciones interpersonales. La flexibilidad conductual en la auto revelación ha sido positivamente relacionada con salud mental y satisfacción marital (Chelune de 1977, Gilbert, 1976).
(...)
5. Aspectos disfuncionales de la comunicación
A continuación, voy a describir lo que puedo considerar la otra cara de la moneda, ¿Que comportamientos debo evitar para poder comunicarme con eficacia?
(...)
5.3 Manipulación
El siguiente comportamiento no funcional para la comunicación es la manipulación Ésta es una estrategia comportamental, en la cual utilizando la falsedad como herramienta primordial, el cónyuge se comporta de diferente manera a como es para conseguir el efecto que desea en el otro. Nos imaginamos que dicho comportamiento supone un sufrimiento para el cónyuge manipulado, pero no es así, ya que puede darse una ganancia también para el manipulado, esto sucede por ejemplo cuando al manipulado este comportamiento le permite mantener una actitud pasiva ante los problemas. (Ej. “Me dejo engañar para que los resuelva el otro”).
(...)
5.6 Celos
Los celos son un aspecto, muy importante y a tener en cuenta en el comportamiento disfuncional. Los celos nacen de nuestra tendencia a compararnos. Cuando nos comparamos cometemos un error porque el hombre es un ser único y la comunicación entre dos personas es también única. El problema es que cuando los celos median, la comunicación pierde su sentido espontaneo, completo, único, de donación, y se convierte en una comunicación calculada e insincera que nos lleva a la manipulación.
Junto con la tendencia a compararnos el comportamiento ansioso también es una de las causas principales de los celos, especialmente cuando va acompañado de trastornos psicosomáticos.
Tiene celos quien no sabe amar y es inseguro. Los celos se sustentan en un afecto desconfiado y bajo ellos suele mantenerse la creencia disfuncional de que si no recibo el cariño de mi esposo/a, dejaré de ser valioso.
A continuación describo algunas de las consecuencias de los celos.
(...)
6. Principales programas formativos para la mejora de la comunicación
En este apartado voy a introducir el que va a ser el tema central de este estudio. Como he cuestionado anteriormente , ¿Es posible educar la comunicación conyugal para que sea más eficaz?
En Estados Unidos también plantearon esta pregunta hace años, y a raíz de ella surgieron una serie de programas educativos bajo la reseña de “programas para el enriquecimiento de la pareja”, que se enmarcaban en un enfoque generalista de orientación a parejas o familias, con o sin conflictos, que buscaban mejorar la calidad de la comunicación conyugal y por tanto la relación. En todos ellos la educación dirigida a mejorar la comunicación constituía uno de los ejes centrales.
(...)
A continuación presento los programas de comunicación conyugal, que voy a analizar en este estudio comparativo. Cada uno de ellos mantiene un patrón de actuación, estructuras y procedimientos diferentes, si bien todos ellos están vertebrados por la educación en habilidades de comunicación.
Nombre del programa Autores Año Destinatarios
CCP Couple Communication Program Miller, Miller,Nunnally, Wackman 1991 Matrimonio/Pareja
ACME Association of Couples for Marital Enrichment D. Mace 1982 Matrimonio
EE Marriage Encounter G. Calvo 1975 Matrimonio
RE Relationship Enhancement B. G. Guerney, Jr. 1977 Matrimonio/Pareja
Prepare /Enrich program David H. Olson, Amy K. Olson 1978 Matrimonio/Pareja
(...)
6.1 Couple Communication Program (Miller, Wackman,Nunnally) (MCCP)
6.1.1 Origen:
Este programa fue creado en la universidad de Minnesota, gracias a la labor de Sherod Miller, Daniel Wackman, y Elam Nunnally en la década de 1970.
(...)
6.1.5 Validación y resultados:
Estudios realizados en los que se aplica este programa:
A continuación presento un estudio realizado por Bektas Murat Yalcin y Tevfik Fikret Karahan (2007), donde podemos ver los efectos de la aplicación de este programa, en 67 parejas. La edad media de los participantes en el grupo de estudio era de 36 años y estaban casados por lo menos hace 5 años. Eran personas con estudios superiores de al menos 12 años de duración, y como media tenían 2 hijos .
(...)
6.2 ACME Association of Couples for Marital Enrichment D. Mace model (1 982)

6.2.1 Origen:
Este programa surge de la Asociación para Parejas en Enriquecimiento Matrimonial (ACME), la cual fue fundada por David Mace en 1973.
6.2.2 Objetivo principal:
Su principal objetivo es ayudar a las parejas para que sean más conscientes de sus necesidades individuales y de pareja.
(...)
6.3 EE Marriage Encounter :Milholland & Avery / G. Calvo model (1975)
6.3.1 Origen:
Este modelo surge en 1952, en Barcelona, España.
Allí Gabriel Calvo, su creador, fue abordado por una pareja, Mercedes y Jaime Ferrer que le dijeron:"Gabriel, necesitamos la dirección espiritual como pareja y como familia... No hay nada que nos ayude”.
Así comenzó el concepto original de Encuentro Matrimonial en la necesidad de una pareja casada a crecer juntos y en la creencia de que la futura transformación del mundo comienza en el corazón de la familia.
Esta pareja unida con un grupo de parejas españolas exportaron el modelo de Encuentro Matrimonial a los Estados Unidos en 1966.
(...)
Relationship Enhancement :B. G. Guerney, Jr. (1977)

6.4.1 Origen:
Este programa nace en el Instituto Nacional de Fortalecimiento de la Relación (NIRE), que es una organización sin fines de lucro cuyas misiones son educativas.
Fue fundada por Bernard Guerney, Jr., Ph.D. en 1992 como una rama de su organización
base: El Instituto para el Desarrollo de Habilidades para la Vida, que el Dr. Guerney había
fundado en 1972.
6.4.2 Objetivo:
Su principal objetivo es contribuir a la promoción de la honestidad, la compasión y la comprensión en las relaciones mediante la enseñanza de conocimientos para la mejora, en beneficio del propio individuo, su familia, la comunidad, y el lugar de trabajo.
(...)
Los estilos de pareja conflictiva y desvitalizada eran los más descontentos con su matrimonio y tenían más alto riesgo de divorcio.
Debido a que esta muestra contenía un alto porcentaje de casos clínicos, hubo un porcentaje inusualmente alto de conflicto desvitalizado en la muestra: 1.650 parejas en conflicto (25%) y 2.275 parejas desvitalizado (36%). Ambos cónyuges estaban insatisfechos
con su matrimonio en el 46% de las parejas en conflicto y en 70% de las parejas desvitalizadas. Ambos tipos de parejas tienden a tener muy pocos puntos fuertes en la relación.
A continuación expongo dos gráficos que reflejan los 5 tipos de parejas con los que trabaja este programa:
Funcionamiento de los 5 estilos de relación en parejas casadas:
(...)
7 Conclusiones acerca de los programas de enriquecimiento matrimonial
En este apartado presento una comparación de los programas de comunicación que he nombrado en el apartado anterior.
La comparación va a ser desde distintos enfoques, puesto que mi intención es no solo mostrar que programa resulta más eficaz a nivel de resultados. Mi intención es describir que configuración de objetivos, metodología y estructura obtiene más éxito.
En los programas de comunicación de enriquecimiento matrimonial, encontramos objetivos comunes y sin embargo otros que difieren mucho de un modelo a otro.
(...)
En este apartado destaco los programas ACME, CCP y PREP/ENRICH porque considero que sus resultados van más allá de mejorar únicamente la comunicación, y también inciden en la satisfacción percibida de la relación, divorcio, conflictos…
Esto es importante porque a mi parecer el programa RE Relationship Enhacement de Guerney obtiene resultados limitados a la mejora de la comunicación y las habilidades para comunicar temas sensibles.
Por otro lado descarto como resultados fiables los obtenidos por el Marriage Encounter dado que provienen de estudios no demostrados empíricamente.
Respecto a esta última aclaración me ha llamado la atención leyendo el estudio presentado por Scott F. Jakubowski, Eric P. Milne, Heidi Brunner, Richard B. Miller en el año 2004, que estos autores subrayan la necesidad de que existan más estudios de calidad en el ámbito del enriquecimiento matrimonial.
(...)
Discusión personal
Tras esta larga exposición de los principales programas de comunicación conyugal que existen y de sus efectos. En este apartado me gustaría hacer una breve reflexión sobre una serie de cuestiones referentes a los programas que me han llamado la atención. A continuación presentaré una propuesta de lo que a mi parecer sería un programa eficaz.
A través de las comparaciones que he establecido en el apartado anterior, he podido concluir que un aspecto fundamental que hace que los programas funcionen y que sus efectos se prolonguen en el tiempo es introducir educación en determinados valores en la metodología habitual de los programas.
Me estoy refiriendo a (...)
Bibliografía
Lucía, B.; Arranz, V.; Aguado, D. (2008); Programa de entrenamiento en habilidades de comunicación; Ediciones UAM; Madrid; pag.11-16
Polaino Lorente, A.; Martinez Cano, P. (1999); La comunicación en la pareja: Errores psicológicos más frecuentes; Instituto de ciencias para la familia; Universidad de Navarra; Ediciones Rialp; España.
Thorson,A.;Rittenour,C.;(2009); Communicative Correlates of Satisfaction, Family Identity, and Group Salience in Multiracial/Ethnic Families;Journal of Marriage and Family 71 : 819 – 832
Ledbetter,A.M.; (2009)Family Communication Patterns and Relational Maintenance Behavior: Direct and Mediated Associations with Friendship Closeness;School of Communication Studies, Ohio; Human Communication Research 35 130–147 ª
Estévez,E.;Murgui,S.;Moreno,D.;Musito,G.;(2007); Estilos de comunicación familiar, actitud hacia la autoridad institucional y conducta violenta del adolescente en la escuela. Psicothema, vol.19,num 001,pag. 108-113; Oviedo
Watson Tiesel,J.;Olson,D.(1992);Preventing Family Problems: Troubling Trends and Promising Opportunities ; Family Relations,National Council on Family Relations Stable Vol. 41, No. 4 , pp. 398-403
Murat Yalcin,B.;Fikret Karahan ,T.(2007); Effects of a Couple Communication Program on Marital Adjustment ;The Journal of the American Board of Family Medicine 20 (1): 36-44
Smith Wampler,K. ; Sprenkle,D.(1980); The Minnesota Couple Communication Program: A Follow-Up Study ; Journal of Marriage and Family, Vol. 42, No. 3 , pp. 577-584
Davis,C.; Alan J. Hovestadt, A.J., Piercy,F.; Cochran,S.;(1982); Effects of Weekend and Weekly Marriage Enrichment Program; Family Relations, Vol. 31, No. 1 pp. 85-90
Powell,G.L;Wampler ,K.S (1982); Marriage Enrichment Participants: Levels of Marital Satisfaction; Family Relations, Vol. 31, No. 3 , pp. 389-393



Giblin,P.; Douglas H.; Sprenkle, Sheehan,R.; Enrichment Outcome Research: A Meta-Analysis of Premarital, Marital and Family Interventions;(1985)
Journal of Marital and Family Therapy, Vol. 11, No. 3

Montgomery, B.M; The Form and Function of Quality Communication in Marriage ;(1981); Family Relations, Vol. 30, No. 1 pp. 21-30

Ridley, C.A; Sladeczek, I.E; Premarital Relationship Enhancement: Its Effects on Needs to Relate to Others ;( 1992); Family Relations, Vol. 41, No. 2 pp. 148-153

Renick M.J, Blumberg, S.L.; Markman H.J; The Prevention and Relationship Enhancement Program (PREP): An Empirically Based Preventive Intervention Program for Couples ;( 1992); Family Relations, Vol. 41, No. 2 (Apr., 1992), pp. 141-147

Olson,D.H; Olson, A.K; PREPARE/ENRICH Program: Version 2000; (1999) (Eds.) Handbook of Preventative Approaches in Couple Therapy. Pages 196-216 , New York: Brunner/Mazel.

Fowers, B.J.; Olson, D.H.; Four types of premarital couples: An Empirical Typology based on PREPARE. (1992); Journal of Family Psychology, 6, 10-21.

Jakubowski, S .F; Milne, E.P; Brunner ,H.; Miller, R.B.; A Review of Empirically Supported Marital Enrichment;(2004); Family Relations, Vol. 53, No. 5 pp. 528-536 Published by: National Council on Family Relations

Schumm, W.R; Theory and Measurement in Marital Communication Training Programs ;(1983); Family Relations, Vol. 32, No. 1 pp. 3-11 Published by: National Council on Family Relations

Brinton Fawcett, E.; Is marriage Education Effective? A meta analytic review of marriage education programs; (2006); Department of Marriage, Family, and Human Development; Brigham Young University

Burleson, B.R; Denton, W.H; The Relationship between Communication Skill and Marital Satisfaction: Some Moderating Effects ; (1997); Journal of Marriage and Family, Vol. 59, No. 4 pp. 884-902 Published by: National Council on Family Relations
Anderson, S.A; Cohesion, Adaptability and Communication: A Test of an Olson Circumplex Model Hypothesis ;( 1986); Family Relations, Vol. 35, No. 2 , pp. 289-293 Published by: National Council on Family Relations

Amato, P.R; Rogers, S.J.; A Longitudinal Study of Marital Problems and Subsequent Divorce;(1997); Journal of Marriage and Family, Vol. 59, No. 3 ,pp. 612-624 Published by: National Council on Family Relations